UN-RAGAZZINO-DESTINATO-A-CRESCERE

UN MUCHACHO
DESTINADO A CRECER

1945

A los 13 años Ernesto Colnago, para trabajar como soldador en la fábrica de bicicletas Gloria en Milán, cambió la fecha de nacimiento en los documentos.

QUI-COMINCIA-L-AVVENTURA

AQUÍ EMPIEZA LA AVENTURA

1954 - 1956

1954 – La historia empresarial de Colnago nace en la pequeña tienda de Via Garibaldi 10 en Cambiago. Para empezar la actividad comercial se necesitaba dinero, así que era necesario conseguirlo. Para ello, su padre corta una morera de propiedad para preparar el banco de trabajo.

1955 – Durante una salida en bicicleta conoce a Fiorenzo Magni, quien se queja de un dolor en su pierna. Ernesto le indica que las bielas están mal montadas, y fijándolas resuelve el problema. En ese mismo año sale para su primer Giro de Italia como asistente mecánico en el equipo del campeón, quien después ganó el jersey rosa.

1956 – A Colnago llega la idea de plegar en frío los tubos de la horquilla, para mantenerlos más elásticos, consiguiendo obtener los resultados esperados haciendo palanca sobre dos piezas de madera fijadas sobre la mesa de trabajo.

3

EL DESCUBRIMIENTO DE MOTTA

1962

Viendo pedalear a Gianni Motta, de 16 años, entiende que se convertirá en un campeón, y decide darle asistencia y bicicleta. Motta, entre los muchos éxitos bajo el liderazgo de Colnago, ganará el Giro de Lombardía de 1964, terminará tercero en el Tour de Francia del 65 y ganará el Giro de Italia del 66.

4

COLNAGO Y EL "CANÍBAL"

1967

Colnago conoce a Eddy Merckx, quien necesita ruedas fiables y registradas ingeniosamente para usarlas en la Milán-San Remo. El trabajo es perfecto y Mercks gana la carrera.

5

LA OBRA MAESTRA

1972 - 1974

1972 – Ernesto ya es desde hace tiempo algo más que un simple mecánico: ahora es un constructor a todos los efectos, y hacer las bicicletas de Merckx – incluso 20 en un año – es la consagración definitiva. La obra maestra es la bicicleta usada por el campeón belga para el récord de la hora.

1974 – Con el patrocinio del Scic de G.B. Baronchelli, Colnago lleva el as de flores a su entrada oficial en el mundo del ciclismo profesional.

6

SABER MIRAR MÁS ALLÁ

1980 - 1982

1980 – Colnago es un innovador tecnológico incansable, pero también un empresario de gran intuición. La colaboración técnica y comercial con la Unión Europea trae un retorno de imagen precioso, así como importantes éxitos como la victoria olímpica en Moscú en la contrarreloj por equipos.

1982 – Ernesto Colnago se une al proyecto de la familia Del Tongo para crear un equipo global y, en el mismo año, Giuseppe Saronni gana el Campeonato del Mundo en Goodwood.

7

ENZO Y ERNESTO:
SÓLO BUENAS COSAS

1986

1986 – Invertir en el futuro, en innovación y en calidad. No dejes de creer nunca. Ferrari y Colnago tienen mucho en común, y no es por casualidad que hayan trabado una amistad que llevará a muchos proyectos revolucionarios. El Drake, proponiendo una colaboración con Colnago, aclara inmediatamente: “Sólo quiero cosas buenas, estar a la altura de Ferrari”.

8

¡ESTAMOS REALMENTE SEGUROS!

1995

1995 – La noche antes del estreno de una bici de carbono – la C40 – en la extenuante Paris-Roubaix, Colnago recibe una llamada de Giorgio Squinzi, patrón del equipo Mapei: “… Ernesto, ¿estás seguro de que nuestros ciclistas no tendrán problemas mañana? ¿No puede romperse el cuadro? Y, además, esa horquilla toda recta … “. La C40 triunfará en este edición y en 4 de las 5 siguientes.

9

REGRESO AL FUTURO

2010

El año del regreso de las grandes marcas de bicicletas en los maillots de los ciclistas: una ayuda concreta de los fabricantes a un deporte en crisis. Naturalmente, Colnago también está en primera línea con el equipo Colnago CSF. “Si no creemos en lo que hacemos, ¿cómo podrían invertir otros en ciclismo?”.

10

CONTINUARÁ

2018

Como desde hace 60 años, Ernesto entra a su fábrica cada mañana y cuida incansablemente cada detalle, crea nuevas ideas y mira más allá de los límites. Hace planes para el futuro.